lunes, 21 de mayo de 2018

EXCURSIÓN AL PARQUE ARQUEOLÓGICO DE CARRANQUE
Llevábamos semanas esperando que llegase este día y por fin el pasado viernes pudimos ir a conocer los restos romanos de Carranque. La espera mereció la pena!!! En fila salimos del cole para montar en el autobús muy emocionados todos y con muchas ganas.





















Nada más llegar recorrimos un pequeño paseo a pie hasta la entrada del parque y una vez allí nos dieron la bienvenida y nos explicaron en que iba a consistir nuestra jornada. Rubén , nuestro monitor, nos habló de la diosa Medusa, que convertía en piedra a quien la miraba directamente a los ojos y del dios Océano y sus aguas. Fue muy interesante, y hasta hicimos un juego reconociendo mosaicos que estabas bien hechos, regular y otros que estaban muy bien logrados.
                                        

 Y una vez que tuvimos claros que los mejores mosaicos son los que se hacen con las teselas muy juntas y muy pequeñas pasamos al taller de mosaicos y elaboramos nuestros propios mosaicos siguiendo los pasos de nuestros monitores. Lo hicimos genial!!!





¡¡Estuvimos super concentrados y atentos durante todo el proceso y por ello conseguimos unos mosaicos perfectos!!!

Y una vez elaborados nuestros mosaicos llegó el turno de ir a conocer la Villa de Materno en la que hace muchos muchos años vivió un familia de patricios romanos. De camino hasta allí nuestro monitor Gabriel nos fue explicando como descubrieron estos restos romanos y como excavando y excavando durante años podemos ahora disfrutar de esta maravilla arqueológica.

Fuimos visitando las distintas dependencias que formaron la antigua vivienda romana, conocimos las termas que había dentro de la casa y hasta el sistema de calefacción que utilizaban, pero lo que mas nos impresionó de todo fueron los fabulosos mosaicos del suelo. 


Reconocimos enseguida al dios Océano en un mosaico algunos otros dioses que ya conocíamos del cole y escuchamos muy atentos las leyendas que nos fue contando Gabriel sobre los dioses.

Y ya de vuelta de nuestra visita nos hicimos una foto de grupo delante de los restos del palacete romano de recuerdo de nuestra visita.


Y claro, tanto aprender y aprender desgasta... así nos también tocó reponer fuerzas para emprender el sendero de regreso al autobús y el viaje de vuelta al cole.